Email

info@alexandraniubo.com

Téléfono

+34 633 345 971

Factory 103

Calle Mallorca, 103.
08029 – Barcelona

Aviso legal

Política de cookies

Reconocer la necesidad como primera condición para #diseñar ― Charles Eames

Empezando con una tienda de solo 20 metros en la calle Laforja en 1989, Probike se ha convertido en un referente de la bicicleta en Barcelona. Desde 2007 están en un local de 1500 metros cuadrados en la calle Viladomat y 350 de patio que nos encargaron renovar manteniendo la tienda abierta.

El gran reto en este caso era que no nos encontrábamos únicamente ante un proyecto de interiorismo, la reforma que incluía elementos de marketing y de logística y que no teníamos experiencia en el sector de la bicicleta, que fue precisamente la razón por la que nos escogió el cliente, por no estar “contaminadas” por otros proyectos similares.

  • Tipo: Interiorismo
  • Superficie: 1600 m2
  • Programa: Local comercial
  • Emplazamiento: L’Esquerra de l’Eixample

Premisas del proyecto

La mala circulación, una iluminación plana y la forma de almacenar el stock, tres problemas a solucionar ―

Nos encontramos con una tienda oscura, desordenada y totalmente panelada en madera, paneles que ocultaban un espacio en el que almacenaban el stock, que les hacía perder casi medio metro de pasillo. Los retiramos, y se reaprovecharon sustituyendo la madera por malla electrosoldada que se convirtió en la nueva superficie de exposición de producto en distintos puntos de la tienda.
Teníamos claro que el objetivo debía ser lograr la máxima visibilidad tanto desde el exterior como desde el interior, potenciando la luz natural y lograr la máxima capacidad de almacenaje en una tienda estéticamente de diez.

Si no puedes con tu enemigo, únete a él.

Otro elemento limitaba la distribución de la tienda: unos pilares. Eso, junto al exceso de producto e iluminación plana hacía que la circulación fuese confusa, y agobiante.
Lo primero que hicimos fue modificar la entrada, de forma que fuese más directa y mejorase la iluminación de la tienda gracias a la luz natural, logrando que lo primero que visualices sea el stand de Probike al final del pasillo. Nos cargamos el panelado y potenciamos la pista que hay en el suelo. En cuanto a los pilares… ¡si no puedes con tu enemigo, únete a él! Los abrazamos, los iluminamos y diseñamos a su alrededor las pirámides, que no únicamente sirven para exponer el producto, también para guardar el stock, mejorando la circulación y permitiendo que las bicicletas recorran toda la tienda.

Cómo creamos mundos.

Para facilitar encontrar el producto, creamos secciones tematizadas ―

Otro elemento limitaba la distribución de la tienda: unos pilares. Eso, junto al exceso de producto e iluminación plana hacía que la circulación fuese confusa, y agobiante.
Lo primero que hicimos fue modificar la entrada, de forma que fuese más directa y mejorase la iluminación de la tienda gracias a la luz natural, logrando que lo primero que visualices sea el stand de Probike al final del pasillo. Nos cargamos el panelado y potenciamos la pista que hay en el suelo. En cuanto a los pilares… ¡si no puedes con tu enemigo, únete a él! Los abrazamos, los iluminamos y diseñamos a su alrededor las pirámides, que no únicamente sirven para exponer el producto, también para guardar el stock, mejorando la circulación y permitiendo que las bicicletas recorran toda la tienda.

Una pequeña tienda Brompton dentro de Probike.

La sección de mujer y puntos de venta personalizados.

Instalamos una pequeña pequeña boutique pensada para la mujer ―

Aunque no se vende tanto producto como para hombre, la mujer debía tener protagonismo en Probike, por lo que se dedicó una parte de la tienda a crear una pequeña boutique con productos para la mujer. Se diseñó un expositor muy versátil que permite mostrar la ropa de distintas formas, algo para lo que nos sirvió mi experiencia como dependienta en Cortefiel. Además, se aprovechó una zona fría de la tienda para colocar los probadores. En otra zona fría de la tienda se colocó “la cabaña”, un punto de venta personalizado en el que el vendedor puede explicar al detalle todas las características de la bici que está a punto de comprar, como si fuese un Mercedes.

El club.

Un pequeño homenaje a la tienda clásica ―

En lo que era la entrada original se ha instalado un pequeño homenaje a la antigua tienda, usando el panelado que retiramos, así como el anterior logo. Allí instalamos la sección de tecnología, además de otro punto de venta personalizado y una zona de mesas en la que puedes esperar a un amigo o leer revistas. La posición de los expositores nos valió un conflicto con algunos proveedores porque daba más importancia a la marca de Probike que a la suya, pero al final comprendieron que era mejor para la la tienda y, además creaba un punto de venta con asesoramiento.
Probike es mucho más que una tienda, es un club de bicicleta, desde el que se organizan salidas y evento, este espacio está pensado para potenciar esa familia, dándoles un lugar en el que reunirse.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies