Email

info@alexandraniubo.com

Téléfono

+34 633 345 971

Factory 103

Calle Mallorca, 103.
08029 – Barcelona

Aviso legal

Política de cookies

diseño de interiores barcelona, diseño de restaurantes barcelona, interiorismo para restauración barcelona

El #diseño no es una cosa que haces, es un #estilo de vida Alan Fletcher

Teníamos que transformar el local de un típico restaurante chino -oscuro, con mármol negro, con mármol blanco, una pecera retroiluminada, luces de papel rojo, suciedad por todos lados y excesivo mobiliario- en un local ideal para una start up moderna especializada en el reparto a domicilio de comida sana y sostenible.

Foodies es un e-commerce que vio en este local una oportunidad para dar un paso adelante. Sin perder su esencia de delivery, ahora disponen de su propio restaurante.

  • Tipo: Interiorismo
  • Superficie: 180 m2
  • Programa: Restauración
  • Emplazamiento: Poble Nou (Barcelona)

Una terraza en el interior.

Un objetivo fundamental era conseguir llamar la atención de la gente para que entre en este alargadísimo y estrecho local. Para ello creamos una terraza interior, retrasando la entrada todo lo que pudimos, aplicando una estética muy healthy habitual en Holanda -país de origen de uno de los propietarios de Foodies-. Para darle un aire fresco, recurrimos a un mobiliario rústico e industrial y decoramos las paredes con una malla metálica llena de plantitas.

Aquí luce también una bicicleta de reparto para que quienes pasen por delante intuyan el servicio a domicilio.

El restaurante.

En el interior, ocultamos el suelo existente -totalmente blanco- con un parquet de acabado roble y recuperamos la obra vista de algunas paredes, transformando un local frío en uno cálido y acogedor. Mantuvimos la barra, aunque se derribó una parte y se construyó de nuevo adaptándola a la maquinaria que se necesitaba, alicatamos la pared trasera con una pieza verde manzana y completamos el conjunto con una estantería y unas pizarras fabricadas con una combinación de hierro y madera.

Búsqueda de mobiliario de segunda mano.

Uno de los aspectos más emocionantes fue la búsqueda de material de segunda mano: en almacenes, restaurantes que nos habíamos enterado que iban a tirar algo… así encontramos unos bancos del restaurante Viena, de esos con asientos en ambos lados. Los partimos por la mitad, construyendo una gran bancada en una de las paredes. Reaprovechamos los pies de fundición de las mesas del anterior restaurante añadiéndole un cálido sobre de madera de roble a conjunto con la barra.

Como principales elementos decorativos, recurrimos al hierro, a la madera y a los cuadros. En los pilares se siguió con el mismo motivo que en la terraza interior para aportar ese toque de frescura que busca el cliente, con la malla metálica llena de pequeñas plantas.

El brunch y la zona de exposiciones

En la zona más profunda del restaurante, se cambió completamente la estética para crear una zona de brunch en la que poder ofrecer talleres y exposiciones. En el antiguo wok se colocó un mural personalizado, diseñado exclusivamente para Foodies, con motivos vegetales haciendo referencia a los conceptos de vida saludable.

También se diseñó una librería modular pensada para adaptarse a las necesidades de cada momento, junto a mesas y bancadas de gran formato logramos el espacio perfecto para los talleres.

Tuvimos que hacer un gran trabajo con la iluminación del local, bañando las paredes con luz indirecta e iluminando las mesas con lámparas de distintas formas y colores. Sumado a los elementos decorativos que íbamos encontrando hemos transformado un restaurante chino en uno que transmite los valores de la marca Foodies: moderna, healthy y fresca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies